Momento para un Cóctel

No hago lo mismo cuando estoy de vacaciones que en mi vida diaria, que, por cierto, no es nada rutinaria.

Trato de hacer cosas diferentes y disfrutar de actividades que marquen esa diferencia y queden en mis recuerdos como algo placentero conectado con ese placer alcanzado en esos, bien merecidos, días de vacaciones.

Una de las cosas que hago es tomar un cóctel…seamos sinceros, en vacaciones, tomo varios.

Cóctel
Cóctel

En absoluto soy una experta en la materia, pero he vivido en Londres y sé que los cócteles forman parte de una cultura y tienen una multitud de fans. Después de trabajar, solía ir bien a un pub o a un hotel con mis compañeros de trabajo, clientes de mi firma o con mis amigos, a tomar una copa. Formaba parte de una rutina y me encantaba, principalmente por el relax que volvía tras muchas horas, nunca lo suficientemente largas, de trabajo duro

–      ¿Puedo ofrecerte una copa?

–       Claro!

–      ¿Qué te apetece?

–      Lo mismo que tú

–      Aquí tienes. ¡Salud!

¡Salud! ( y una sonrisa…¡¡¡siempre con una sonrisa!!!)

Cuando tengo que decidir el cóctel que quiero  tomar me pierdo entre todas las combinaciones y posibilidades que encuentro en una interminable lista repleta de coloridos zumos de frutas, especias, bebidas alcohólicas, sodas o agua con gas más rodajas de limón, cerezas y piragüitas para decorar al menos 20 vasos diferentes, porque, sí, tienes razón, cada bebida tiene un vaso o copa específica en el que ser servida, y yo, adoro la etiqueta, ¡es lo único que tengo claro!, el cava no se sirve en vaso de tubo ,¡jamás!

Luego todos esos nombres, Margarita, Cuba Libre, Bloody Mary, o  los sexy, “entre las sábanas” u “Orgasmo” ( ¿has visto a alguien pedir uno? Yo no, pero siembre está en  la carta), hasta el clásico Maritini seco.

Lo cierto es que hay un cóctel perfecto dependiendo de la ocasión, momento, hora y lugar, depende de si estás en la piscina durante en un día de calor o si esperas por unos clientes antes de una cena de negocios, y si las dudas te asaltan, el barman, tras unas breves preguntas te ofrecerá el adecuado, aunque ser sorprendida, también es agradable, ¿no te parece?.

¡Vaya!, perdón, pero mi cóctel acaba de llegar y merece toda mi atención.

¡Salud!

P.D …uhmmm, por cierto  , me pregunto cuál es tu cóctel favorito, por favor,  no olvides decírmelo

1 comentario en “Momento para un Cóctel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *